0 Items
£0.00
Finalize

BLOG

PARTICULARIDADES DEL CULTIVO DE NARANJO

by admin 18.03.21 0

PARTICULARIDADES DEL CULTIVO DE NARANJO

1. Diseño de la plantación 

La distancia entre plantas está en función de las dimensiones de la maquinaria a utilizar y del tamaño de la copa adulta, esto depende principalmente del clima, suelo y el patrón.

Por lo tanto en la mayoría de los casos, se habrá que comparar con situaciones ecológicas semejantes con el fin de tomarlas como referencia.

De manera similar se puede estimar como densidad media de plantación unos 400 árboles/ha...

2. Abonado

Los naranjos demandan mucho abono (macro y micronutrientes), lo que supone gran parte de los costes, ya que frecuentemente sufre deficiencias, destacando la carencia de magnesio, que está muy relacionada con el exceso de potasio y calcio y que se soluciona con aplicaciones foliares.

Por otro lado, otra carencia frecuente es la de zinc, que se soluciona aplicando sulfato de zinc al 1%.

También hay que tener en cuenta el déficit en hierro, el cual está ligado a los suelos calizos, con aplicación de quelatos que suponen una solución escasa y un coste considerable.

 

Plan de abono orientativo en los primeros cuatro años (cantidades de abono expresadas en gramos por árbol y año) 

TIPOS DE ABONO 1er AÑO 2º AÑO 3er AÑO 4º AÑO
SOLIDOS NITRATO AMÓNICO 150 190 270 350
NITRATO POTÁSICO 70 120 160
FOSFATO MONOAMÓNICO 40 75 100
NITRATO MAGNÉSICO 30 60 115
LÍQUIDOS N-20 250 100 60 50
12 –4-6 500 850 1150
NITRATO MAGNÉSICO 30 60 115
QUELATOS DE HIERRO 6% 6 10 15 20

Otras consideraciones:

 

  • No empezaremos a abonar hasta el inicio de la segunda brotación desde la plantación.

  • A ser posible se abonará en cada riego. Se tendrá la precaución de no sobrepasar los 2 kilos de abono por m3 de agua de riego para evitar un exceso de salinidad.

  • Abonar desde marzo hasta septiembre repartiendo el abono total de la siguiente forma:
MES MARZO ABRIL MAYO JUNIO JULIO AGOSTO SEPTIEMBRE
% 5 10 10 15 20 20 20

  • Los quelatos de hierro se aportarán en 2 ó 3 aplicaciones, especialmente durante la brotación de primavera. Es aconsejable aportarlos con ácidos húmicos.

  • Sólo se indica el abonado en los 4 primeros años ya que posteriormente es aconsejable un asesoramiento técnico especializado que tenga en cuenta diversos factores como porte, producción esperada, variedad, pie, etc.

3. Riego

Las necesidades hídricas de este cultivo oscilan entre 6000 y 7000 m3/ha.

En parcelas pequeñas se aplicaba el riego por inundación, aunque hoy día la tendencia es a emplear el riego localizado y el riego por aspersión en grandes extensiones de zonas frías, ya que supone una protección contra las heladas.

El riego es necesario entre la primavera y el otoño, cada 15-20 días si es por inundación y cada 3-5 días si es riego localizado.

Para que el árbol adquiera un adecuado desarrollo y nivel productivo con el riego por goteo es necesario que posea un mínimo volumen radicular o superficie mojada.

Se estima en un 33% del marco de plantación en el caso de cítricos con marcos de plantación muy amplios, como la mitad de la superficie sombreada por el árbol; aunque la dinámica de crecimiento radicular de los cítricos es inferior a la de otros cultivos, resulta frecuente encontrar problemas de adaptación como descensos de la producción, disminución del tamaño de los frutos, amarillamiento del follaje y pérdida de hojas.

Para evitar estos problemas hay que incrementar el porcentaje de superficie mojada por los goteros a un 40% de la superficie del marco ocupado por cada árbol, en marcos iguales o inferiores a 5 x 5.

Una alternativa es el riego por goteo enterrado, cuyos objetivos son optimizar el riego y mejorar la eficiencia de la fertilización nitrogenada, dando lugar a una disminución potencial de la contaminación.

Con este sistema de riego se produce una reducción de la evapotranspiración del cultivo como consecuencia de la disminución de la pérdida de agua por evaporación y un mayor volumen de suelo mojado.

 

4. Poda

La forma de actuar en cada uno de los grupos de variedades en cuanto a la poda de fructificación es el siguiente:

Es una especie que tiene hábito de formación en bola y de producción en la periferia, por lo que se intenta lobular las formas para aumentar la superficie que intercepta luz y así aumentar la producción.

La poda de formación ha de ser muy suave cuando las plantas son jóvenes, para favorecer así la entrada en producción.

Los árboles se forman con 3-4 ramas principales a unos 50-60 cm de suelo.

Hay que tener en cuenta que la poda de formación es muy controvertida, ya que la cosecha disminuye de forma proporcional a la intensidad de poda debido a que como especie perennifolia acumula las reservas en ramas, brotes y hojas.

Debido a que los cítricos no tiene un órgano fructífero determinado, la poda se adapta bien a la mecanización y se suelen realizar el “toping” (cortes superiores con sierra) y el “hedging” (cortes oblicuos).

 

-Grupo Navel: el objetivo es favorecer al máximo la fructificación en el interior de la copa, por lo tanto se eliminarán las ramas internas en cantidad suficiente para que pueden penetrar bien la luz y el aire.

También se eliminarán las ramas laterales, procurando abrir al máximo la copa.

La renovación de las ramas de producción es fundamental en las variedades de este grupo; se cortarán las ramas débiles y envejecidas.

-Grupo Blancas: la poda deberá realizarse eliminando aquellas ramas endurecidas, que tengan síntomas de agotamiento; así como aquellas que interfieran en una buena iluminación que llegue a afectar a la producción en el interior de la copa.

Al tratarse de variedades propensas a la vecería, el año que hayan tenido una gran cosecha, los árboles estarán más agotados y una vez recogida esa gran cosecha la poda debe ser ligera.

Al año siguiente la cosecha deberá ser normal y, si coincide con una floración excesiva, la poda será más severa.

-Grupo Sanguinas: la poda se limita a suprimir ramas mal dirigidas, resecas y ligeros aclareos que faciliten iluminación y aireación.

Hay que respetar las ramas guía, pues facilitan una mayor salida de savia hacia el conjunto de las ramas que forman la copa del árbol.

Los beneficios de la poda no solo se centran en el aumento del tamaño del fruto, sino también en las mejoras que se producen respecto a la mayor efectividad en la aplicación de los productos fitosanitarios, en la recolección y en la regulación de la producción.

La poda de los cítricos supone un gran volumen de restos vegetales que hay que eliminar, siendo los métodos más utilizados, la extracción y quema, o el triturado e incorporación al terreno.

En cuanto a la quema, se trata de una labor peligrosa así como agresiva desde el punto de vista medioambiental.

El triturado e incorporación de los restos al suelo, se traduce en un ahorro en el abonado, una mejora en la estructura del suelo y una eliminación de los riesgos inherentes a la quema de los restos de poda.

Para triturar los restos de poda se vienen empleando mayoritariamente trituradoras rotativas de eje horizontal.

5. Técnicas para aumentar el tamaño del fruto

-Rayado de ramas: produce un estímulo en el crecimiento del fruto. En algunas variedades se realiza durante la floración o después de la caída de pétalos, para mejorar el cuajado.

Esta práctica tiene una influencia positiva sobre el contenido endógeno hormonal, atribuidos a los cambios provocados en el transporte y acumulación de carbohidratos.

De este modo se mantiene la tasa de crecimiento de los frutos que, consecuentemente, sufren la abcisión en menor proporción, mejorando así el cuajado y la cosecha final.

 

-Aplicación de auxinas de síntesis: aumenta el tamaño final del fruto con aclareos mínimos o nulos.

La época de aplicación, independientemente de las variedades, deben efectuarse después de la caída fisiológica de frutos, para aumentar el tamaño final del fruto; es decir para un diámetro del fruto entre 25 y 30 mm para las naranjas (Agustí M. et al;1995) o durante el cambio de color, para facilitar el mantenimiento del fruto en el árbol sin merma de calidad, en cuyo caso se suele adicionar ácido giberélico.

En cuanto a su aplicación, se evitarán los días ventosos, horas de mayor insolación y temperatura más elevada.

6. Labores. Control de malas hierbas

El laboreo del suelo está dirigido a la eliminación de las malas hierbas, a airear las capas superficiales del suelo, a incorporar fertilizantes o materia orgánica, a aumentar la capacidad de retención de agua y a preparar el riego cuando se realiza por inundación.

El proceso de laboreo del suelo se efectúa varias veces al año (3-4), comprendidas entre los meses de marzo y septiembre con motocultores de pequeña potencia, o con tractores de tipo medio; manteniendo el suelo con cubierta vegetal el resto del año.

Otra práctica es efectuar el laboreo del suelo en primavera con el fin de incorporar fertilizantes, seguido de un tratamiento con herbicida residual y tratamientos de contacto o translocación cuando y donde sea preciso.

El semi-no laboreo, con cubierta vegetal en invierno y suelo desnudo en verano, aplicando herbicidas a todo el campo o en rodales está muy extendido.

 

Las materias activas recomendadas contra malas hierbas anuales son:

Materia activa Dosis Presentación del producto
Aminotriazol 25% + Diuron 25% 6-8 kg/ha Polvo mojable
Aminotriazol 24% + Tiocianato amónico 21% 4-6 l/ha Concentrado soluble
Aminotriazol 36% + Simazina 18% 7-15 kg/ha Polvo mojable
Aminotriazol 40% + MCPA ÁCIDO 10% (sal potásica) 1% Suspensión concentrada
Atrazina 20% + Terbumetona 15% + Terbutilazina 15% 6-7 l/ha Suspensión concentrada
Bromacilo 80% 2-7 kg/ha Polvo mojable
Diflufenican 4.12% + Glifosato 16.8% (sal isopropilamina) 4-9 kg/ha Suspensión concentrada
Glifosato 10% + Simazina 28% 7-12 l/ha Suspensión concentrada
Glifosato 18% + MCPA ÁCIDO 18% 4-6 l/ha Concentrado soluble
Norflurazona 80% 4-8 kg/ha Microgránulo
Oxifluorfen 24% 2-4 l/ha Concentrado emulsionable
Pendimetalina 33% 4-6 l/ha Concentrado emulsionable
Terbacilo 80% 2-8 l/ha Polvo mojable

Las materias activas recomendadas contra malas hierbas vivaces son:

Materia activa Dosis Presentación del producto
Aminotriazol 24% + Tiocianato amónico 21% 4-6 l/ha Concentrado soluble
Aminotriazol 25% + Diuron 25% 6-8 kg/ha Polvo mojable
Aminotriazol 36% + Simazina 18% 7-15 kg/ha Polvo mojable
Aminotriazol 40% + MCPA ÁCIDO 10% (sal potásica) 1% Suspensión concentrada
Bromacilo 40% + Diuron 40% 2-9 kg/ha Microgránulo
Diflufenican 4.12 % + Glifosato 16.8% 4-9 kg/ha Suspensión concentrada
Glifosato 18% + MCPA ÁCIDO 18% 6-10 l/ha Concentrado soluble
Norflurazona 80% 4-8 kg/ha Microgránulo
Terbacilo 80% 2-8 l/ha Polvo mojable

Las materias activas recomendadas contra gramíneas anuales son:

Materia activa Dosis Presentación del producto
Aceite parafínico 30% + Aminotriazol 25% + Diuron 16.5% + Simazina 8.5% 8-10 l/ha Concentrado emulsionable
Butralina 48% 5-7 l/ha Concentrado emulsionable
Metazocloro 50% 0.75-1 l/ha Concentrado soluble
Setoxidim 12% 1.5-3.5 l/ha Concentrado emulsionable
Simazina 50% 3-10 l/ha Suspensión concentrada
Terbumetona 15% + Terbutilazina 15% + Terbutrina 20% 6-15 l/ha Suspensión concentrada
Tiazopir 24% 1.50-4 l/ha Concentrado emulsionable

Las materias activas recomendadas contra gramíneas vivaces son:

Materia activa Dosis Presentación del producto
Fluazifop-p-butil 12.5% (ester) 4 l/ha Concentrado emulsionable
Metazocloro 50% 0.75-1 l/ha Concentrado soluble
Setoxidim 12% 4 l/ha Concentrado emulsionable

www.naranjamania.com

 

ESCRIBIR COMENTARIO

Comparte tu opinión sobre nuestros productos con los demás usuarios dejando tus comentarios.

Al escribir tu opinión, tratar de evitar:

  • - Comentar otros productos que no esteen relacionados
  • - Mencionar precios y detalles de la promoción
  • - Utilizar lenguaje inapropiado
  • - Utilizar lenguaje inapropiado
  • - Divulgar información sobre otras empresas o sitios web
  • - Mencionar detalles de tu vida personal - queremos proteger tu privacidad

Estás opinando sobre PARTICULARIDADES DEL CULTIVO DE NARANJO

You must be logged in to post a comment.

up